Google+ Followers

Follow by Email

Páginas vistas en total

LA CREACIÓN DE LA RED INTERNACIONAL

Con motivo de la realización en el mes de Octubre de 2015 del III CONGRESO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México; se programó crear una: RED INTERNACIONAL PARA LA INVESTIGACIÓN Y EL DESARROLLO DEL DERECHO EDUCATIVO (RIIDDE), sustentada en redes nacionales.









viernes, 12 de febrero de 2016

EL DERECHO EDUCATIVO EN EL CAMBIO SOCIAL



Para construir este cambio en la sociedad actual debemos lograr que las escuelas vayan más allá de su misión tradicional y que los miembros de la comunidad escolar participen y se involucren con la actividad educativa.
               Dado que cada vez más niños no reciben una educación espiritual y emocional en la vida familiar, las escuelas pasan a ser un lugar principal para buscar y lograr correctivos en la aptitud social de los educandos.
               Además de la preparación de los docentes, la visión que tenemos  de la tarea que debe cumplir la nueva escuela la convierte en un agente natural de la sociedad para asegurar de que todos los miembros de la comunidad educativa aprendan las lecciones esenciales para la convivencia por medio de la práctica del derecho en las normas escolares.
               Esas lecciones parten de concebir un cambio de paradigma que nos lleve a dejar de lado la conciencia egocéntrica que gira alrededor de la individualidad, que todo lo somete a la dualidad para evolucionar y acceder a una conciencia de unicidad.
               Entender este concepto es comprender que los alumnos aprenden mejor en situaciones no competitivas, y que debemos emplear la colaboración y la ayuda mutua para erradicar la individualidad y la competencia del ámbito escolar y social.
               Debemos experimentar evitar toda competencia, no debemos compararnos con los otros, debemos aprender a tener la suficiente autoestima para poder crecer como persona y alcanzar la convivencia.
               La competencia es desigual, frustrante y no permite nuestro desarrollo y entender que somos seres únicos e incomparables.
               Históricamente las normas fueron concebidas para las relaciones humanas como una herramienta idónea para la convivencia, pero la actitud de los seres humanos, fueron tergiversando la naturaleza intrínseca de las mismas, alejándola de la empatía y del amor.
               Todos juntos debemos aprender que no tenemos que buscar afuera los valores, ya que están en nosotros mismos y con su descubrimiento lograremos nuestro crecimiento personal y la interacción con el otro que es parte de nuestro ser.
               En el día a día de la convivencia en la escuela debemos aprender a poner límites al afán de querer cambiar a los demás según nuestros propios criterios, a creernos dueños de la verdad y capacitados para corregir, para sancionar o para condenar.
               Para ello debemos practicar la aceptación, comprender que la realidad es como es y no como yo quiero que sea, que las personas sean como son y debo ser tolerante con ellas. En definitiva que en nuestra vida escolar debemos propender a no juzgar.
               La escuela hoy debe convertirse en un agente natural de la sociedad para que la comunidad educativa aprenda a participar y aprender a ser responsable de sus acciones y del cumplimiento de lo acordado en las normas que crearon o reformaron en la sociedad escolar.
               Es propio del momento actual el echar culpas y “lavarse las manos” en vez de asumir las responsabilidades que nos cabe como personas libres. Se nos enseñó que una elite superior (funcionarios, directivos etc.) debían pensar, crear y hacer las normas; al participar entenderemos que somos los creadores de nuestra propia realidad, recuperamos el poder que delegamos en otros y la responsabilidad se retrotrae a su lugar originario: ¡Nosotros mismos!
               El Plan de Derecho Educativo para la Convivencia Escolar (PDECE) se desarrolla en la tarea escolar diaria, por medio de la formación espiritual y emocional, experimentando la libertad en la práctica de la elección y el consenso para la realización de los acuerdos y normas de convivencia.
               Debemos volver a la escuela (Principio de la educación para toda la vida) para aprender junto a nuestros hijos, que debemos responsabilizarnos de nuestras acciones, del cumplimiento de lo acordado, que no necesitamos que otras personas ajenas a la comunidad escolar nos indiquen que conducta vamos a observar, o que necesitemos de vigilancia control y castigo para el cumplimiento de las normas que hemos aceptado y creado.
               Tenemos que aprender que la “no violencia” nace de no imponer absolutamente nada a nadie, que el sistema generado de miedo debe desaparecer, que la sanción es la ausencia de la concientización y que daña la inteligencia emocional y espiritual del ser humano.
               En definitiva el cambio social que proponemos es experimentar entre todos los integrantes de la comunidad educativa un cambio de conciencia, dejando de lado el egocentrismo y la dualidad que nos impone nuestro sistema de creencias.

sábado, 2 de enero de 2016

EL DERECHO EDUCATIVO Y SU PROPUESTA DE RED DE ESCUELAS (REDE) PARA CAPACITACION DOCENTE Y DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

En nuestra sociedad, la aparición, el avance y la difusión de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), en especial de Internet y de las redes sociales, han supuesto notables transformaciones en todos los ámbitos de la actividad humana. Se entiende por tecnologías de la información y la comunicación (TIC) todo aquel conjunto de procesos y productos derivados de las nuevas herramientas (hardware y software), soportes de la información y canales de comunicación relacionados con el almacenamiento, procesamiento y transmisión digitalizados de la información. Las TIC facilitan el trabajo del docente y del investigador del Derecho por cuanto, en primer lugar, permiten el acceso a todo tipo de información actualizada; en segundo lugar, posibilitan el proceso y el almacenamiento de datos de forma inmediata, y, finalmente, constituyen canales de comunicación rápida para difundir o intercambiar información o para contactar con personas o instituciones. Como consecuencia del alcance de dichas transformaciones, la sociedad se inclina a basarse cada vez más en el conocimiento, de modo que la sociedad industrial ha dado paso a la sociedad de la información y del conocimiento, un fenómeno que acentúa la globalización cultural y socioeconómica. Por consiguiente, las TIC ofrecen nuevas posibilidades en la producción y transmisión de conocimientos jurídicos. La incorporación de las TIC ha permitido la evolución de la enseñanza del Derecho de la presencialidad a la virtualidad, de modo que se ha pasado de la formación presencial (en la que el profesor y el alumno están condicionados por la necesidad de coincidir en un mismo tiempo y espacio, esto es, el aula) a la formación en entornos virtuales o e-learning, que ofrece una amplia gama de posibilidades de enseñanza. Este último tipo de formación está, básicamente, caracterizado por dos elementos: primero, por la asincronía en cuanto al tiempo y al espacio, ya que el aprendizaje puede suceder en cualquier lugar y en cualquier momento, y, segundo, por la utilización de medios tecnológicos digitales (redes de transmisión de datos y ordenadores) al servicio de nuevas metodologías y estrategias de aprendizaje. Un campus virtual está constituido por dos metaestructuras: una física (formada por redes, servicios y recursos que soportan la información y las relaciones entre los miembros del campus) y otra virtual (formada, a su vez, por el conjunto de relaciones que establecen los miembros del campus entre sí y con la información que contiene). Otro ámbito en el que la proliferación de las TIC ha supuesto un cambio importante en el mundo jurídico y, en concreto, en el de la enseñanza del Derecho es el del tratamiento y la gestión de información con relevancia jurídica. En este sentido, se ha pasado, por una parte, de libros y revistas doctrinales en formato papel a revistas y libros electrónicos, y, por otra, de recopilaciones en papel de jurisprudencia y normativa a bases de datos jurídicas, contenidas originariamente en CD-ROM y, posteriormente, accesibles desde Internet (en línea), es decir, desde cualquier punto geográfico. Estas últimas permiten, en primer lugar, la inmediatez en el acceso a una abundante información jurídica, lo que evita desplazamientos y minimiza la necesidad de archivar papel; en segundo lugar, la rapidez en el procesamiento de dicha información, y, finalmente, la actualización casi instantánea, eficaz y permanente de la misma, especialmente si se trata de bases en línea. Ahora bien, con este sistema lo importante no es la búsqueda y la recopilación de tanta información, sino saber seleccionar y procesar la información disponible que interesa al Derecho Educativo. Por consiguiente, tanto el capacitando como el Tutor, en su calidad de docente e investigador, pueden estar mejor documentados a través de la información que les proporcionan las bases de datos jurídicas, siempre y cuando sean capaces de seleccionar y procesar debidamente dicha información. En concreto, el impacto y uso de las TIC en la docencia del Derecho provoca una serie de modificaciones en los métodos de enseñanza y capacitación. En la enseñanza del Derecho en entornos virtuales, el profesor pasa de ser transmisor de sus conocimientos a ser un orientador y dinamizador del proceso de aprendizaje de los estudiantes, a la vez que el estudiante adopta un papel mucho más activo, y deja de ser un mero receptor de conocimientos para convertirse en el artífice de su propio proceso de aprendizaje, con lo que se sitúa, por tanto, en el centro del mismo. El profesor ha de proporcionar al estudiante los criterios necesarios para saber buscar, encontrar y seleccionar la información que necesita para convertirla en conocimiento. En consecuencia, lo importante no es memorizar información, sino saber encontrarla (ya que las fuentes de información hoy día superan las barreras geográficas de nuestro entorno habitual) y analizarla, de forma que el estudiante realiza procesos de reflexión y crítica, y simultáneamente desarrolla otras habilidades, como la capacidad de síntesis, de razonamiento jurídico o de discusión. En este nuevo entorno, el profesor realiza, básicamente, funciones de orientación, de motivación o dinamización y de evaluación, si bien puede desempeñar otras funciones, como la de elaboración de los materiales docentes. El profesor o Tutor desarrolla funciones de orientación en el estudio, con lo que favorece la búsqueda de información a través de los recursos que la tecnología pone a su disposición y resuelve las dudas que surjan al estudiante a lo largo del proceso de aprendizaje. En definitiva, el profesor, a través de la docencia virtual, es capaz de dar una mayor atención personalizada a los estudiantes, lo que es importante si se considera la diversidad de los estudiantes que puede tener en sus aulas: de edad, de procedencia geográfica, de nivel formativo, de conocimientos previos de la materia, de experiencia profesional, de disponibilidad de tiempo para estudiar o realizar actividades. El estudiante comparte información y conocimiento con el resto de compañeros no sólo a través de los espacios del aula, sino también por medio de chats, foros activos de debate o grupos de trabajo. En consecuencia, se fomenta el trabajo en equipo o cooperativo y aumenta la interacción entre todos los miembros de la comunidad virtual. Al mismo tiempo, el estudiante, como ya se ha apuntado, desarrolla otras capacidades o habilidades, como la de análisis y síntesis, crítica, discusión, razonamiento, investigación, innovación y creatividad, gestión de información jurídica, redacción, etc. En suma, el estudiante virtual está más familiarizado con la toma de decisiones y con la solución de problemas. Además, como complemento a la formación, pueden indicar recursos para profundizar en el estudio (normativa aplicable, jurisprudencia relevante, bibliografía básica o complementaria, enlaces interesantes...) o para contrastar y valorar el grado de aprendizaje (ejercicios de autoevaluación de diferente tipología: respuesta múltiple, proposiciones de verdadero o falso, ejercicios de relación...). Incluso puede haber materiales multimedia que permitan un alto grado de interactividad y de flexibilidad en el estudio, al combinar no sólo el tradicional texto, sino también vídeo y sonido (gráficos, texto, fotos, voces, secuencias animadas de vídeo, sonidos, gráficos animados...). Ahora bien, la introducción de las TIC en la enseñanza del Derecho supone cambios en el planteamiento de la evaluación. En efecto, el profesor ha de proponer actividades, de carácter evaluable, que faciliten la asimilación progresiva de los contenidos del Derecho Educativo y que, por otra parte, estén relacionadas con su papel dinamizador y motivador del estudio. De esta forma, la evaluación se convierte en continua y el profesor puede realizar un mayor y mejor seguimiento del progreso en el aprendizaje del estudiante. Las actividades de evaluación continua pueden ser de una tipología variada. En el ámbito jurídico, las actividades pueden consistir en el planteamiento de prácticas basadas en supuestos de hecho extraídos de la realidad, en la formulación de preguntas breves o preguntas tipo test, en el planteamiento de debates sobre temas de actualidad jurídica o en un comentario de texto. En fin, las posibilidades son amplias. Se trata, en todos los casos, de que el planteamiento de las actividades propuestas responda a un enfoque práctico; que tengan por objeto, por tanto, la aplicación concreta de la teoría a un supuesto, o la reflexión sobre determinados aspectos, o bien la relación entre contenidos. Este enfoque proporciona, sin duda, una mejor formación por dos razones: en primer lugar, porque contribuye a la asimilación de los contenidos; en segundo lugar, tiene el valor añadido de que el estudiante es capaz de aplicar el Derecho Educativo a situaciones concretas. Desde nuestra perspectiva, el e-learning es una metodología de aprendizaje basada en la comunicación mediatizada que implica amplias posibilidades de participación de estudiantes, con un alto grado de autonomía de tiempo, espacio y compromiso. A diferencia de los procesos de formación tradicionales, tiene la característica de que el alumno es el centro del proceso de educación virtual. Es por todo lo expuesto que la RED ARGENTINA DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO (RAIDE) ha conformado una RED DE ESCUELAS DE DERECHO EDUCATIVO (REDE) en todo el territorio de la República Argentina, implementadas como Organismos autónomos capaces de generar acciones y propuestas para el desarrollar actividades concretas de formación, capacitación y estudio del Derecho Educativo empleando el sistema descripto anteriormente. La propuesta es ofrecer Cursos de Derecho Educativo, Formación Ciudadana, Convivencia, Mediación y Derechos Humanos, en forma virtual, utilizando TIC; trabajando con casos prácticos y reales a través de tutorías virtuales. Las Escuela de la REDE tendrán sede en todo el territorio de la República Argentina para facilitar los estudios a distancia, quienes tengan la posibilidad de hacerlo pueden optar por concurrir a algunas de las Escuelas de la REDE, en las cuales los alumnos acceden a los materiales educativos, a los recursos tecnológicos necesarios y a otros servicios que le facilitan el estudio a distancia. Ahora en San Vicente tenemos la Escuela de Derecho Educativo Nº1 de la Prov. de Buenos Aires!! Inscribite a los cursos de capacitación docente a distancia, los libros digitales, infórmate sobre el marco jurídico educativo.. Inscribite en la RAIDE!

martes, 8 de diciembre de 2015

RED ARGENTINA DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO (RAIDE)

En mi condición de REPRESENTANTE EN LA REPUBLICA ARGENTINA DE LA RED INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO, ASOCIACIÓN CIVIL, y de conformidad a las facultades otorgadas por la organización para que en su nombre y representación realice los fines sociales de dicha institución y fundar la delegación de la Red en la República Argentina: he resuelto la fundación de la RED ARGENTINA DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO (RAIDE), que se conformará como delegación de la RED INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO, ASOCIACIÓN CIVIL; y realizará las siguientes acciones: 1).-Creación de la RED DE COMUNICACIÓN PERMANENTE PARA EL DESARROLLO, EL CONOCIMIENTO Y LA INVESTIGACIÓN DEL DERECHO EDUCATIVO. 2).-Consolidación y fortalecimiento del INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN, FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN DOCENTE Y DE LA COMUNIDAD EDUCACIONAL EN DERECHO EDUCATIVO; con sede en el CENTRO DE DERECHO EDUCATIVO sito en Calle Rojas 547 de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. 3).-Conformación de una RED DE ESCUELAS DE DERECHO EDUCATIVO en todo el territorio de la República Argentina, implementadas como Organismos autónomos capaces de generar acciones y propuestas para el desarrollar actividades concretas de formación, capacitación y estudio del Derecho Educativo. 4).-Formalización de CONVENIOS de colaboración y vinculación para la incorporación en forma gradual de asignaturas sobre DERECHO EDUCATIVO, en los distintos planes de estudios de las carreras de formación docente. 5).-Servicios de CONSULTORIA Y ASESORIA PERMANENTE EN DERECHO EDUCATIVO y servicios profesionales especializados para elaboración de marcos normativos de convivencia y formación ciudadana en los establecimientos educativos de todos los niveles de enseñanza. 6).-Organización de FOROS PERMANENTES DE DERECHO EDUCATIVO y Talleres de formación en derechos humanos y valores de una cultura de paz en el entorno escolar. 7).-Trabajos tendientes a la estructuración del PRIMER CONGRESO NACIONAL DE DERECHO EDUCATIVO.

jueves, 3 de diciembre de 2015

EL DERECHO EDUCATIVO CONCRETÓ UN PASO FUNDAMENTAL Y FUNDACIONAL

En el marco del III CONGRESO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO realizado en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, se concretó la creación de la RED INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO ASOCIACIÓN CIVIL (RIIDE A. C.). Este hecho trascendente e histórico, constituye para el Derecho Educativo un paso fundamental y fundacional en su desarrollo académico. Esta persona jurídica fue constituida bajo el amparo de las leyes de los Estados Unidos Mexicano, según consta en instrumento notarial número un mil ochenta y tres, volumen veintidós, otorgada el día veintiuno del mes de octubre del año dos mil quince, ante la fe del Doctor en Derecho: Marco Antonio Besares Escobar, Notario Público número Ciento Trece del estado de Chiapas México. La flamante persona jurídica de Derecho Educativo tiene como objeto social crear espacios y acciones de investigación, intercambio de experiencias, formación profesional y desarrollo de proyectos entre personas físicas e instituciones para el conocimiento, investigación y difusión del Derecho Educativo. También es su objetivo fortalecer y consolidar a la Asociación como uno de los actores principales para el desarrollo de la dimensión internacional del Derecho Educativo. Para ello, sus integrantes se comprometen a desarrollar la investigación, consultoría, asesoría y docencia del Derecho Educativo; estableciendo vínculos profesionales con instituciones públicas o privadas, tanto nacionales como extranjeras, que tengan entre sus actividades la impartición de educación en los distintos niveles. Debe organizar eventos que fomenten el intercambio de conocimientos y experiencias, diseñar, elaborar, integrar, gestionar, operar y evaluar planes, programas y proyectos de formación, capacitación y enseñanza del Derecho Educativo. He tratado de resumir a los fines ejemplificativo los cuarenta y siete puntos que tiene como objeto social, esta novel y dinámica Asociación Civil de carácter internacional que busca el desarrollo y el conocimiento del Derecho Educativo en el mundo. En mi condición de Asociado de la RED INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO ASOCIACIÓN CIVIL, se me facultó para que a su nombre y representación realice los fines sociales de la organización, así como para poder formar la Delegación de la Red en la República Argentina. Dicho Nombramiento esta refrendado por el flamante Presidente del Consejo Directivo: Dr. Andrés Otilio Gómez Téllez y por la Secretaria del Consejo Directivo: María de los Ángeles González Luna.

martes, 29 de septiembre de 2015

EL DERECHO EDUCATIVO Y LOS SISTEMAS DE CREENCIAS

Debemos reafirmar la importancia y carácter estratégico del Derecho Educativo en el desarrollo de las sociedades contemporáneas.
                               Tenemos que convencernos que nuestro mundo exterior, o mundo físico, es el reflejo de todas las creencias que tenemos incorporadas en nuestro subconsciente y que han sido impregnadas durante nuestra vida por múltiples factores.
                               Porque esas creencias las incorporamos por haber escuchado los conceptos de nuestros mayores, de la familia, de la escuela, de la sociedad, de los amigos, porque lo dicen los medios de comunicación etc. etc.
                               Hoy hay que tener presente que no debemos creer nada de lo que nos dicen sin haberlo experimentado, tampoco creas lo que te estoy expresando sin haberlo antes experimentado.
                               Piensa que hasta ahora hemos aceptado todas las calamidades del mundo como propias y las hemos adoptado como parte de nuestra realidad, sin reflexionar y darnos cuenta, que nuestro mundo exterior, es el reflejo de todas las creencias que tenemos alojadas en nuestro interior.
                               Los sistemas de creencias no son nuestros, fueron impuestos, pero creemos, que son nuestros y la realidad es que nos fueron introducidos durante nuestra vida, por los factores ya expresados anteriormente.
                               Actuamos de acuerdo a esos sistemas de creencias en forma automática, sin analizarlos.
                               Debemos darnos cuenta como padres, como docentes que estamos llenos de sistemas de creencias y los defendemos como si fueran nuestros, sin recapacitar.
                               También es necesario darnos cuenta que lo que denominamos “tener razón”, es tan solo un sistema de creencia que cuando dejemos de creerlo, lo eliminemos, colapsa, se termina.
                               Cuando lo experimentamos nos damos cuenta que lo que llamamos realidad es un espejismo, donde las formas están por encima del fondo, donde tener la razón es más importante que ser feliz, donde el “deber ser” (que nutre a la norma) es más importante que el SER uno mismo.
                               De una vez por toda nos debemos dar cuenta que lo que llamamos “normas de derecho” están sustentadas en el sistema que sostiene la “razón”; que es tan solo un sistema de creencias impuestas a través del miedo a la “sanción”.
                               Como padres, como docentes debemos despertar y comprender que las escuelas de hoy siguen sumidas a sistemas de creencias que fueron impuestos por terceros y por el sistema de creencias de esos terceros y que se lo estamos trasmitiendo minuto a minuto a nuestros niños por medio de la sociedad y de la escuela.
                               El fundamento de lo que estamos trasmitiendo con tanto énfasis a nuestros niños y jóvenes en las escuelas, representan tan solo el espejo de un sistema de creencias basado en lo que llamamos “razón” e impuesto a través del la obediencia ciega que nos obliga un sistema creado y sostenido por creencias.
                               Lo creamos o no, está todo establecido en un determinado sistema de creencia, que compartamos o no, nos obliga a ser obedientes, a someternos por miedo a la sanción y esa conducta se la transferimos a nuestros educandos.
                               Estamos en un momento de cambio, dejando atrás las viejas creencias, que nos impusieron por generaciones, haciéndonos creer que los niños no saben, que no hay que escucharlos, que los adultos tienen “la razón”, que la mujer es el sexo débil; por ello el hombre tiene que mandar y la mujer obedecer, que el que no tranza no avanza, que la media verdad es toda la verdad, etc., etc.
                               Una visión del mundo que nos llevó a ver la vida en blanco y negro y que nos dividió en buenos y malos, en premio y castigo.
                               Es un mundo basado en la mente y no en el espíritu que fuerza criterios, opiniones, convicciones, paradigmas, pautas de comportamiento y conductas con base a un sistema de creencias.
                               La escuela, junto a la sociedad y a los medios de comunicación nos va impregnando de creencias y nos va llevando a una forma de ver el mundo de acuerdo a esas creencias.
                               En nuestra vida cotidiana, cuando observamos lo que nos rodea o nos observamos a nosotros mismo, no estamos viendo lo que nos rodea o viéndonos a nosotros mismo, sino que lo estamos mirando a través de los lentes que pusieron en nosotros los sistemas de creencias, lo que vemos siempre estará dado por nuestra forma de creer, e interpretamos las cosas de conformidad con ello.
                               Cuando observamos por primera vez a una persona comenzamos a juzgarla de conformidad con nuestros sistemas de creencias, por su vestido, por su corte de pelo, por su forma de actuar etc., nuestra opinión siempre estará dada por la forma que nos enseñaron a creer.
                               Ha llegado el momento de comprender y de cambiar, no podemos seguir sustentando en las escuelas y trasmitiendo todo el tiempo los sistemas de creencias impuestas por intereses mezquinos que nos llegan por medio de dogmas, doctrinas, mitos, etc.; que nos obliga a creer que no somos seres humanos y que nos convirtió en consumidores racionales, en esclavos modernos. Que nos “educaron” para aceptar las medias verdades del sistema de la doble moral y aceptar la mentira oficial y los miedos y las culpas, consintiendo la corrupción como forma de poder.
                               Todo lo que uno cree es lo que crea como realidad.
                               Si queremos cambiar la realidad, no nos quejemos, no dejemos a los “otros” que lo hagan; la forma de hacerlo es cambiar nuestros sistemas de creencias.
                               Las personas son como son, no por lo que dicen sino por lo que hacen. No es ver para creer, sino creer para ver.

                               CUANDO CAMBIEMOS LA FORMA DE VER LAS COSAS, LAS COSAS CAMBIARAN DE FORMA.


Nota:
Para los que desean ampliar sobre el tema tratado en el documento le sugiero leer el siguiente libro: “LA EVOLUCIÓN DEL DERECHO POR MEDIO DE LA ESCUELA”.

martes, 11 de agosto de 2015

LA CREACIÓN DE LA RED INTERNACIONAL PARA LA INVESTIGACIÓN Y EL DESARROLLO DEL DERECHO EDUCATIVO (RIIDDE)


Con motivo de la realización en el mes de Octubre de 2015 del III CONGRESO INTERNACIONAL DE INVESTIGACIÓN EN DERECHO EDUCATIVO en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México; se programó crear una: RED INTERNACIONAL PARA LA INVESTIGACIÓN Y EL DESARROLLO DEL DERECHO EDUCATIVO (RIIDDE), sustentada en redes nacionales.

Por esta causa se me encomendó la creación de la RED ARGENTINA PARA LA INVESTIGACIÓN Y EL DESARROLLO DEL DERECHO EDUCATIVO (RAIDDE); la cual se fortalecerá mediante la organización de las redes provinciales, a concretarse próximamente en cada una de las provincias Argentinas.

Me gustaría que se pudiera crear en cada una de las provincias Argentinas, para lo cual les ruego que los interesados se comuniquen al siguiente correo: derechoeducativo@hotmail.com


Se puede pensar que este cometido es utópico, pero de Ustedes que siguen y les interesa el Derecho Educativo, depende que se torne realidad.